¿Cuándo bañar a un perro? Tips veterinarios para la frecuencia de los baños

¿Cuándo bañar a un perro? Tips veterinarios para la frecuencia de los baños

Hace 5 meses - 0

Todos los que conviven con un perro se han preguntado alguna vez ¿Qué tan seguido puedo bañarlo? Si bien mantenerlo limpio es parte de cuidar su salud, también es cierto que hay que tener en cuenta ciertos factores para que el baño no sea contraproducente.

Una de las primeras preguntas que hace la mayoría de las personas que llevan un perro a casa es ¿lo puedo bañar? Sin duda que la higiene de nuestro peludo es importante, pero también hay que tener cuidado para no hacerlo demasiado seguido, ya que esto puede terminar siendo poco beneficioso para la salud de su piel y pelaje, causando irritaciones y otros problemas asociados.

banner Sodimac Mascotas casas y camas

¿Cada cuánto tiempo debo bañar a mi perro?

Cuando se trata de un perro adulto, se recomienda bañar a tu perro al menos una vez cada tres meses.

El cepillado y el baño con la frecuencia adecuada (y no demasiado seguido en el caso del baño) ayuda a que la piel y pelaje se mantengan sanos y no se formen comedones (puntos negros) ni foliculitis.

La frecuencia con la que se debe bañar a un perro depende de una serie de factores propios de cada perro, así como de su estilo de vida.

 

El baño nunca debe ser más que cada 15 días, idealmente una vez por mes para mantener los aceites de la piel y que no se reseque.

Encuentra los accesorios y complementos de higiene que tu perro necesita en Sodimac.com>>

Además de tu ojo de doglover, hay otros factores que te ayudarán a decidir qué tan seguido debes bañarlo:

  • Longitud del cabello. El pelaje largo retiene suciedad más fácilmente que el pelaje corto y es más difícil de cepillar, por lo que requiere baños más frecuentes.
  • Tipo de piel. Igual nos pasa a los humanos, algunos tienen piel grasa y otros más seca. Las pieles grasas pueden necesitar baños más frecuentes e incluso puede que el veterinario te recomiende algún producto especial.
  • Nivel de actividad. Los perros menos activos se mantienen más tiempo limpios, al igual que los que pasan más tiempo dentro de la casa.
  • Alergias y afecciones de la piel. Hacen que necesiten baños como parte de un tratamiento médico. En este caso, el veterinario te indicará la periodicidad de los baños.
perro bañandose

Ver higiene para perros – Mascotas Sodimac | Foto: Amanda Cullingford – Pixabay

¿ A partir de cuándo bañar a un perro cachorro?

El primer baño implica un cierto nivel de estrés, en parte porque está enfrentando a una situación nueva y desconocida (que puede ponerlo muy nervioso), pero también porque será sometido a algunos cambios de temperatura.

Por todo esto, es muy importante que, para darle el primer baño cuando es cachorro, tenga sus primeras vacunas al día y hayan pasado al menos 10 días desde su última vacuna.

Una vez tenga sus primeras vacunas puestas y el veterinario te autorice es hora del primer baño real, con agua y productos para limpiar su pelaje.

Te puede interesar

¿Tu primer perro? Mira todo lo que necesitas para él

Una lista con todo lo necesario para que el nuevo integrante se sienta cómodo y a gusto en su nuevo hogar.

artículo baño perro

Ver higiene para perros – Mascotas Sodimac | Foto: Mat Coulton – Pixabay

 

8 pasos para bañar a tu perro

El baño debe ser una experiencia entretenida y que fortalezca los lazos afectivos y la jerarquía entre tú y tu mejor amigo. Sigue estos pasos para tener un baño exitoso:

  1. Elige el champú adecuado

La piel de tu peludo es diferente a la de los humanos: elige un champú neutro o en base a avena, mucho mejor si es un producto especialmente formulado para perros. Los productos de uso común en humanos podrían causarle irritación, lo mismo los jabones muy perfumados. Si está en tratamiento y su champú debe ser medicado, sigue las instrucciones del veterinario al pie de la letra.

[Si necesitas encontrar un veterinario, revisa nuestro muro de servicios]

  1. Cepilla su pelaje

Ya sea corto o largo, cepilla su pelaje antes de bañarlo. Esto eliminará tierra, pelos muertos, nudos y motas facilitando el baño y que el champú para perros penetre hasta la piel.

  1. Prepara el lugar del baño

Bañarse puede ser atemorizante, procura que el lugar en el que lo hagas lo haga sentir cómodo y seguro. Fíjate que el piso tenga goma y asegúrate que no se resbale, y que no haya nada que pueda lastimar sus patas. Mucho cuidado con los agujeros del drenaje, los cojinetes de tu perro podrían atraparse ahí.

TIP:

Un secreto es pegar en uno de los muros un plato de melamina sobre el que puedas poner algo de mantequilla de maní. Esto lo mantendrá entretenido mientras lo bañas.

Encuentra juguetes y accesorios para divertir a tu peludo en el baño en la tienda online de Sodimac >>

  1. Reúne todo lo que usarás

Organízate para tener todo a la mano y nunca dejes desatendido a tu perro dentro de la bañera. Necesitarás al menos toalla, champú y golosinas para premiar el buen comportamiento después o durante el baño.

 

  1. Regula la temperatura del agua

La temperatura es la misma que usarías con un bebé. Puedes poner tu mano en el agua y si eres capaz de mantenerla ahí por más de 5 segundos cómodamente, es buena para tu perro.

  1. Enjabona de cola a cabeza y enjuaga de la cabeza a la cola

Ponle champú y masajéalo partiendo por la cola y patas traseras que es menos molesto para tu perro. Presta especial atención a sus patas y otros lugares propensos a la suciedad. Enjuaga comenzando desde la cabeza y avanzando hasta la cola y patas traseras.

  1. Secado

Una vez fuera del agua, cúbrelo con una toalla y déjalo que se sacuda. Si es invierno, considera calefaccionar el ambiente. Puedes secarlo con un secador de pelo que no suene muy fuerte y a baja temperatura. Al igual que al bañarlo, pon especial atención al secado de sus orejas, que no queden húmedas.

  1. ¡Hazlo divertido!

Esta es la regla más importante, diviértanse, disfrútenlo y prémialo cada vez que se porte bien, ya sea con una golosina, una caricia o diciéndole lo buen perro que es.

Bañar a tu perro no solo es bueno para su higiene, también es una excelente oportunidad para detectar rasguños, golpes y pulgas. Estas cosas son más fáciles de ver cuando su pelaje está húmedo y plano contra su cuerpo.

Es también un momento de conexión importante con tu peludo, procura que sea divertido y que ambos lo disfruten.

Para estar al día de los cuidados veterinario que necesita tu perro, ¡regístralo en Fanáticos de las Mascotas! Puedes programar alertas de salud, recibir información sobre su bienestar y cuidados, ¡y mucho más!

*Este artículo fue redactado por la veterinaria Paulina Molina

Comentarios

Recomendaciones: Sé divertido. No seas grosero. Siéntete libre de criticar ideas, no personas.

Deja un comentario