Higiene en mascotas: Cómo cuidar el aseo de tu gato

Higiene en mascotas: Cómo cuidar el aseo de tu gato

Hace 11 meses - 0

Los gatos son muy buenos con su aseo pero, de igual forma, necesitan de nuestra ayuda para mantenerse impecables. Conoce algunos consejos de cómo cuidar el aseo de tu gato para mantenerlo sano y limpio.

Ellos aman estar limpios, y eso queda claro cuando vemos la cantidad de horas que dedican a acicalarse. El pelaje limpio  de un gato es señal también de salud, ya que cuando se sienten mal lo primero que dejan de hacer es preocuparse de su higiene. A continuación, te mostramos cómo cuidar el aseo de tu gato:

Baña a tu gato

Aunque los felinos tienen una lengua perfectamente capaz de limpiar su pelaje, de vez en cuando necesitan un baño. Este debe hacerse con productos especialmente hechos para gatos y que no les causen alergia o irritación. Acá te dejemos el paso a paso:

  • Lo primero, es que debes preparar un ambiente relajado y sin corrientes de aire. Debes peinar a tu peludo para eliminar el pelo muerto antes de bañarlo. Y además, fíjate que la tina o lugar donde lo bañes tenga una superficie antideslizante para que se sienta más seguro y no se resbale.
  • Llena con un poco de agua la tina o bañera y no más arriba de los codos de tu gato. Con un vaso o recipiente puedes ir mojándolo suavemente desde el cuello hasta la cola (Puedes poner un algodón en sus oídos para evitar que entre agua en ellos).
  • Masajéalo con el shampoo y enjuaga muy bien.
  • Lava su cara con la ayuda de una toalla. Si no está extremadamente sucia puedes evitar el shampoo en esta zona.
  • Envuélvelo con una toalla y sécalo frotando. Si a tu gato no le molesta el ruido puedes ayudarte con un secador de pelo en su mínima intensidad de calor.

Recuerda siempre hablarle suavemente todo el tiempo y si quieres puedes premiarlo. Si notas que se estresa mucho o te da miedo hacerlo, lo mejor es que agendes hora con algún experto en peluquería felina o preguntar por este servicio en tu veterinaria de confianza.

Un gato feliz siendo cepillado. El cepillado es uno de los tipos para saber cómo cuidar el aseo de tu gato

¡Asea a tus peludos! – Mascotas Sodimac | Foto: ANURAK PONGPATIMET – Shutterstock.com

Cepilla a tu regalón

Cepillar a tu gato no solo elimina la suciedad, la grasa y el pelo muerto de su pelaje, sino que también ayuda a eliminar las escamas de la piel y estimula la circulación sanguínea, mejorando el estado general de su piel. Uno o dos cepillados por semana ayudarán a mantener su brillo y además ayudará a fortalecer el lazo entre tú y tu gatito.
Estas sesiones además sirven para que inspecciones la salud de la piel de tu mejor amigo. Revisa que no hayan pulgas, garrapatas o lesiones. El cepillado es aún más importante en periodo de pelecha, pues evita que traguen demasiado pelo al lamerse y se formen bolas de pelo en su estómago.

 Vigila sus oídos 

Los oídos son muy sensibles y delicados por lo que no debes introducir nunca nada en ellos. Solo debes limpiar la oreja o pabellón externo pero jamás meter cotonitos ni similares. Para limpiar puedes usar un algodón o toalla húmeda o con una solución especial que te haya recomendado el veterinario.
Revisa sus orejas al menos una vez por semana en busca de lesiones y suciedad. El interior debe tener un color rosado saludable y su parte externa no debe presentar pelones o zonas sin pelo. Si observas secreción, enrojecimiento o hinchazón, debes consultar con tu veterinario.

Gatito rayado al lado de una casa rascador

Cuida sus uñas

Mantén sus uñas cortas para evitar deformaciones en sus dedos, que se quiebren o que se produzcan arañazos indeseados. La parte rosada de la uña es donde están los nervios y los vasos sanguíneos. Corta solo la parte blanca de la garra, dejando un pequeño margen antes de la zona rosada. Si tienes problemas para hacerlo acércate al veterinario y pregunta por este servicio. Nunca retes ni castigues a tu gato y si es necesario, corta sus uñas en varias sesiones.

<h2
Lávale los dientes

Revisa periódicamente la boca, dientes y encías de tu gatito. Lava sus dientes a diario con ayuda de una gasa o cepillo especial para gatos. Si notas enrojecimientos o inflamación, un olor excesivamente malo, babeo o que tiene problemas para comer debes consultar con el veterinario.

Gato adentro de una caja portátil junto accesorios para gatos

Revisa sus ojitos

Revisa periódicamente sus ojos y limpia sus lagañas con una toalla o algodón húmedo. Los ojos de tu gatito deben ser brillantes y sin opacidades y la zona alrededor del iris debe ser blanca. Si observas un exceso de secreción, enrojecimiento o inflamación debes consultar con el veterinario.
Ahora ya sabes cómo cuidar el aseo de tu gato y tienes los tips para saber los pasos de un buena higiene en mascotas.

*Este artículo fue escrito por la veterinaria Paulina Molina.

Te puede interesar

4 cuidados para gatos de pelo largo en verano

Tener un gato de pelo largo es una suerte todo el año: en invierno son como un peluche calentito y su suavidad cuando le hacemos cariño ¡es lo máximo! Sin embargo, en el verano, su largo pelaje va a necesitar cuidados especiales, tanto para el bienestar de tu felino como para evitar que la casa se llene de pelos y sobre todo si lo dejas que se suba a tus muebles y tu cama.

Si te gustó este artículo de Cómo cuidar el aseo de tu gato y quieres recibir más información sobre temas importantes relacionados con las mascotas, su cuidado, bienestar y curiosidades, no esperes más y ¡regístralo en nuestra comunidad Fanáticos de la Mascotas!

Comentarios

Recomendaciones: Sé divertido. No seas grosero. Siéntete libre de criticar ideas, no personas.

Deja un comentario